El abandono de cachorros recién nacidos

Cuando una perra está embarazada, toda la familia espera con emoción la llegada de los cachorros. Aunque suele ser un acontecimiento precioso, puede darse el caso en el que nuestra perra rechace a sus crías, lo cual nos rompe los esquemas. 

No debemos pensar que no tiene corazón, sencillamente existen ciertas causas que llevan a una madre a actuar de esa manera. Es importante conocer qué puede originar este problema y qué medidas podemos adoptar para actuar en esta situación, ya que sin lugar a dudas, nuestra perra nos está pidiendo a gritos que necesita una atención especial.

Cachorros enfermos

El instinto de las perras es que si algo está mal con el cachorro, lo más seguro es que no sobreviva. A diferencia de los humanos, los perros no saben de medicina, doctores y hospitales por lo que si el cachorro está enfermo o viene con alguna malformación o son demasiado débiles como para poder comer, las perras deciden rechazarlos para poder concentrarse en sus otros cachorros y dejar que la naturaleza siga su curso.

Falta de leche

Así como en las mujeres, algunas perras simplemente no pueden producir la leche suficiente para amamantar a sus cachorros. Si tu perra siente que este es el caso, puede empezar a rechazar a los cachorros. Si este es el caso, consulta de inmediato a tu veterinario de confianza para que te pueda recomendar una fórmula para cachorros.

La salud de la perra mamá

Hay perras que después del parto sufren de diferentes condiciones que les generan dolor o que simplemente hacen que no se sientan bien y esto hace que no tengan la fuerza suficiente para cuidar a sus cachorros. Entre los padecimientos más comunes se encuentran las complicaciones post parto como la metritis que es una infección del útero o la mastitis que es una infección de las glándulas mamarias. Si ves que tu perra está extremadamente cansada, no quiere comer, tiene fiebre o tiene secreciones de la vagina o de las glándulas mamarias llévala al veterinario para que la revisen y la puedan tratar.

Cachorros que nacen por cesárea

La importancia del parto natural es que detona muchos procesos hormonales vitales para la perra, como la liberación de oxitocina, la hormona que hace que provoca el sentimiento maternal en las perras. Esto no es lo único que hace que una perra sea maternal pero ayuda mucho así que existen casos en los que si las perras tuvieron una cesárea, pueden sentirse menos apegadas a sus cachorros, rechazarlos o incluso ser agresivas con ellos.

Estrés

También existen casos en los que las perras simplemente no quieren cuidar a sus cachorros. Esto pasa porque el parto les generó demasiado estrés y dolor y pueden estar ya lo suficientemente asustadas como para querer cuidarlos. Esto también puede pasar cuando las perras no tienen un espacio para estar con sus cachorros, de ahí que sea importantísimo que no interfieras mucho con ella y que no estés agarrando a los cachorros pues esto la puede hacer sentirse amenazada y si le genera mucho estrés, los puede lastimar.

Demasiados cachorros

Otra razón es si la perra tuvo a demasiados cachorros en la camada. Si la perra se siente muy abrumada por tantos perritos puede que rechace a algunos porque le parecen demasiados. Si esto pasa, tú estarás a cargo de cuidar de los que han sido dejados de lado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here