Es importante cortar las uñas de tu perro

Mantener las uñas de un perro en perfectas condiciones va más allá de la estética, se trata de un tema de salud que puede evitar la aparición de heridas en sus patas y otros problemas derivados de una longitud excesiva. Cortar las uñas a un perro es una tarea sencilla pero delicada, pues si no se hace correctamente podemos dañarle.

Aunque las uñas de los perros se van limando naturalmente por el desgaste que se produce al contacto con el suelo mientras el perro corre o camina, en ocasiones no es suficiente y se necesita cortar parte de ellas.

Por otra parte, las uñas muy largas pueden entorpecer la forma de caminar de tu perro y derivar en problemas más graves relacionados con los huesos y las articulaciones. Como ves, cortarle las uñas a tu perro es más importante de lo que pensabas. Además de producir problemas de salud por no poder apoyar las patas correctamente, el no cortar las uñas a un perro también puede suponer la aparición de heridas en el quinto dedo, puesto que al crecer acabará penetrando la piel.

¿Cómo cortar las uñas a un perro en casa?

Una pregunta que nos hacen habitualmente es ¿le puedo cortar las uñas a mi amigo de cuatro patas con un cortaúñas normal? La respuesta es simple: NO. Lo más indicado es usar cortaúñas especiales para mascotas. 

Cuando tienes todo a mano, lo primero es crear un ambiente relajado y, sobre todo, calmado para el animal. En este sentido, te recomendamos que acostumbres a tu perro a esta práctica desde pequeño para que le parezca normal y parte de su rutina.

Una vez establecido el ambiente relajado, coloca a tu perro de pie para observar el trozo de uña sobrante y saber dónde cortar exactamente. Recuerda que la medida ideal es aquella que queda a ras de suelo pero sin llegar a tocarlo.

Para cortar la uña simplemente debes colocar las tijeras a la altura adecuada y ejercer la presión necesaria para realizar un corte rápido y limpio. La posición adecuada es aquella que muestra un corte recto, o ligeramente descendente. Cuando hayas cortado las uñas de la primera pata, felicítalo y ofrécele una golosina antes de pasar a la siguiente.

Cuando las uñas del can son transparentes, o semitransparentes, resulta fácil identificar la parte sobrante y cortar sin llegar a tocar el tejido vivo. Sin embargo, cuando las uñas son completamente negras, resulta imposible identificar dicho tejido a simple vista. Así pues, para evitar cortarlo y lastimar al animal, tenemos dos opciones:

  1. Cortar la uña poco a poco. Empieza cortando solo la punta de la uña de tu perro y observa su interior, si se muestra completamente blanco, puedes cortar unos milímetros más, mientras que si se muestra con un punto negro, deberás parar porque el tejido se encuentra justo después.
  2. Cortar la uña a ras de suelo. Con el perro de pie, colócate de tal forma que puedas cortar su uña sin necesidad de levantar su pata. De esta forma, podrás observar la parte sobrante que debes cortar y proceder a realizar el corte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here