Paracito Dirofilaria immitis del que debes cuidar a tus mascotas

La filariosis es una enfermedad parasitaria causada por un gusano llamado Dirofilaria immitis que se instala en el corazón y vasos pulmonares de los perros causando problemas que pueden ser de marcada gravedad. En España es endémica de zonas como Canarias, Huelva o el Delta del Ebro, pero el riesgo es alto en toda la costa sur y este, así como en Extremadura, Salamanza, Zamora o toda la ribera del Ebro.

Una vez el animal es infectado por las filarias, los síntomas no se manifiestan hasta 6 meses más tarde cuando los parásitos se hacen adultos. Es entonces cuando el gusano alcanza los 7-8cm de largo y se instala en el sistema linfático y los diferentes órganos del cuerpo como pueden ser la piel, los ojos, el riñón, o los más graves: los pulmones y el corazón.

Debido a sus múltiples síntomas, la Filariosis requiere de un estudio previo que certifique si el animal la padece. Existen tres métodos concluyentes: la observación directa a través de microscopio de una muestra de sangre, una radiografía de los órganos en busca de gusanos, o una analítica de sangre que detecte la enfermedad.

Si se corrobora que el perro está infectado, es necesario ponerlo en tratamiento con un producto parasiticida y atender a los órganos que se hayan visto expuesto a esta parasitos para restaurar su funcionamiento natural.

Si el perro no está infectado, lo más recomendable es incluir en su programa anual veterinario la prevención de esta enfermedad mediante el uso de antiparasitarios externos como el collar y las pipetas, y el interno mediante la Vacuna de la Filariosis Canina que protege de forma anual a la mascota.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here