Peluquerías Caninas

Encuentra el profesional perfecto para tu mascota


Raquel | Peluqueria para perros en Guadalajara

Negocio valorado con un 4,9 en Google

Sobre 51 reseñas

Compartir

Raquel

La reconocida Peluquería Canina Raquel ofrece servicios de excelencia para embellecer y cuidar a perros.


Dirección

Calle Solán de Cabras, 8D, 19004 Guadalajara


Contacto

635 48 75 44

Como Llegar?



Horario Raquel | Peluquería Canina

LUNES – DE 10:00 A 14:00 – DE 16:00 A 20:00
MARTES – DE 10:00 A 14:00 – DE 16:00 A 20:00
MIÉRCOLES – DE 10:00 A 14:00 – DE 16:00 A 20:00
JUEVES – DE 10:00 A 14:00 – DE 16:00 A 20:00
VIERNES – DE 10:00 A 14:00 – DE 16:00 A 20:00
SÁBADO – DE 10:00 A 14:00
DOMINGO – CERRADO

Sobre Raquel | Peluquería Canina

En la ciudad de Guadalajara se encuentra la reconocida Peluquería Canina Raquel, ubicada en la Calle Solán de Cabras, 8D, 19004. Con una nota de 4,9 sobre 5, sus clientes valoran la excelencia en cada servicio.

En Peluquería Canina Raquel se dedican a cuidar y embellecer a los mejores amigos del hombre: los perros. Con una amplia experiencia en el sector, el equipo profesional de Raquel se esfuerza por proporcionar un servicio de calidad y personalizado para cada uno de sus clientes de cuatro patas.

El teléfono de contacto de Peluquería Canina Raquel es 635 48 75 44, donde podrás solicitar una cita y consultar todas tus dudas sobre los servicios ofrecidos.

Si buscas un lugar donde tu mascota sea tratada con cariño y profesionalidad, Peluquería Canina Raquel es el lugar ideal. Confía en ellos para mantener a tu perro limpio, sano y con un aspecto impecable.

Cada detalle en Peluquería Canina Raquel está pensado para que tanto los perros como sus dueños se sientan cómodos y tranquilos durante cada visita. El amor por los animales se percibe en cada rincón de este establecimiento dedicado al cuidado integral de los peludos de la familia.

No dudes en ponerte en contacto con Peluquería Canina Raquel para descubrir todos los servicios que ofrecen y sorprenderte con la dedicación y el cariño con el que tratan a cada cliente peludo que entra por sus puertas.